FireFly, un coche para que los niños aprendan a conducir

/ / Curiosidades
FireFly

¿Quién se hubiese imaginado que ahora los niños pueden aprender a conducir?  ¿Sabes por qué? Una empresa Británica llamada Young Drive creo un prototipo de cooche apto para niños de 5 a 10 años y pueden aprender a conducir, es un carro eléctrico y con dos plazas.

Este coche tiene muchas cualidades y accesorios que lo hacen parecer un coche real, ¡Los niños lo amarán! Contiene frenos hidráulicos, luces intermitentes, faros traseros y hasta suspensión independiente, por lo que ellos mismos advierten que: ¡FireFly NO ES UN JUGUETE!

Esta es una forma muy divertida de aprender a conducir, tiene todo lo que se necesita para que los niños aprendan a conducir de forma segura y divertida, su precio es alto, pero su función bien vale la pena, porque serán unos expertos conductores.

Parece que cada vez estamos más cerca de conducir coches autónomos, pero esta es una buena idea para aprender algo que les encantará. ¡Y que no olvidarán jamás!

FireFly un vehículo muy divertido

Este súper coche cuenta con una batería de 12 voltios que dura 9 horas y se recarga de forma fácil, también tiene una pantalla que simula una Tablet para indicar la duración de la batería y la velocidad del coche.

Para que los niños estén seguros, cuenta con dos modos de funcionamiento, un nivel básico que solo llega a 16 km/h como máximo y un nivel llamado “Experienced” que llega a 23km/h, y por si fuera poco tiene un sistema que detecta obstáculos y lo detiene si hay riesgo de golpear con algo.

Las diferencias que existen entre Firefly y un coche de verdad son el tamaño y la potencia que tienen por el tipo de conductor al que va dirigido, el sistema de seguridad que sirve para frenar en caso de que detecte algún objeto mientras conduce hacia adelante o retrocede no se activará en el modo experimentado.

Los padres del niño podrán controlar su conducción con un control remoto que tiene un alcance de 120 metros que podrá detener el vehículo si ven algún peligro, este control si funcionará en ambos modos de manejo.

Young Drive también ofrece diferentes diseños en cuanto al color y la fabricación de sus asientos, volante, sistemas de audio e indicadores de presión, ¿Te gusta?

Además de todos estos dispositivos de seguridad tiene dos asientos para que un adulto pueda sentarse en uno de ellos y acompañar al niño sin problemas,  como puedes ver cuenta con medidas de seguridad muy buenas.

Este auto maravilloso salió a la venta en el 2017 con un coste de 5750 libras en el Reino Unido, lo que equivale a 6700 euros, no es nada barato pero vale la pena, pues estarás formando un gran conductor y se ahorrará mucho en multas y accidentes de tráfico.

Esperamos que te haya gustado este artículo y si decides comprar un coche para tu hijo hagas el mejor uso de él, pues es algo que ambos van a disfrutar al máximo, una experiencia única.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *