¿Cómo fomentar a tus hijos con juguetes no electrónicos?

Sabemos que día a día la tecnología va evolucionando en todos los aspectos de nuestra vida cotidiana desde una nevera que habla hasta un robot que puede hacer varias de nuestras tareas en el hogar, y es normal que también la tecnología se vea en los juguetes para nuestros niños, ¿pero cómo hacemos para que nuestros hijos no se vuelvan tan adictos a las tablets, móviles, play station entre otros?

Uno de los errores más comunes que cometen los padres a la hora de escoger los juguetes de sus hijos, según los expertos, es basarse solo en las preferencias de estos, que muchas veces están influidas por la publicidad y en las licencias de moda,  “No nos paramos a pensar qué valor de juego le va a dar el niño o la niña y si se va a divertir con él”, por esta razón te daremos una serie de consejos para que tu niño no sea un preso de la tecnología.

No solo se debe de tener en cuenta los intereses del niño, sino hay que plantearse cómo un determinado juguete puede fomentarle la curiosidad y qué cosas interesantes puede descubrirle. Además, los padres deberían de plantearse si se divertirán compartiéndolo con ellos y si servirá para que el niño pase un buen rato con sus amigos.

  • Debes de tener en cuenta que los juguetes no son para que los niños jueguen solos. Los padres tienen que implicarse también para enseñar a sus hijos lo divertido que es jugar. Y así a tus hijos tendrán más interés en el juego y formaran un vínculo aún más especial entre padres e hijos.
  • Recuerda que cada edad tiene necesidades lúdicas diferentes. Por ejemplo, los niños de hasta dos años aprenden con juguetes más sensoriales de tactos, formas, tamaños o transparencias, y a medida que van creciendo ya son capaces de hacer construcciones horizontales y verticales. Por lo que hay que adquirir productos adaptados a sus necesidades.
  • Tienes que buscar juguetes que no sobreestimulen mucho. Si un niño se acostumbra a un ritmo de estímulos muy alto y a respuestas fáciles y rápidas como lo que están acostumbrados que es aprieta un botón y ocurre en este sentido el niño no trabaja el autocontrol, la paciencia y, además, tenderá a aburrirse más pronto.
  • Tienes que limitar el uso de videojuegos en niños pequeños. No se debe superar la hora en niños mayores de dos años y ninguna para niños de 18 a 24 meses. Con más de cinco años, los padres deben acompañar a sus hijos mientras juegan de manera que no abusen de las horas ya autorizadas.
  • Evaluar siempre el valor pedagógico del juguete ya que hay que tener en cuenta que los niños aprenden jugando. Por este motivo es importante obviar los juegos que inciten a la violencia o al uso de un lenguaje grosero ya que los niños siempre repiten lo que ven y dicen lo que escuchan en su vida diaria.
  • ¡Enséñale a tu hijo los juegos de la vieja escuela!, muéstrale lo divertido que es montar en la bicicleta y que no importa cuántas veces se caiga, que esos raspones le darán un buen recuerdo.
  • Cómprale una cuerda de saltar y empieza con él a divertirlo en un parque contigo y con sus amigos.
  • Déjalo que juegue debajo de la lluvia para que su diversión llegue a un máximo nivel.

Y todo esto lo puedes lograr con el lema menos casa y más calle, en vez de darle una Tablet o un Smartphone, llévalo a los parques de diversión y deja que su imaginación vuele.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *